SIETE ARRESTADOS EN ESPAÑA POR COMPRAR BILLETES FALSOS EN LA DEEP WEB

La Policía Nacional de España arrestó a siete personas, acusadas de comprar billetes falsos en la Deep Web, a un vendedor austriaco que ya había sido arrestado en 2018.

Los sospechosos fueron arrestados en las provincias españolas de Ciudad Real, Madrid, Zaragoza y Lérida.

En el comunicado oficial de la Policía Nacional dijo que los arrestos fueron el resultado de la segunda fase de una operación coordinada internacionalmente dedicada a encontrar compradores de billetes falsos en la Deep Web.

La primera fase de la operación resultó con el arresto de 235 sospechosos en 13 países europeos distintos.

El vendedor austriaco de billetes falsos en la Deep Web, fue arrestado por la Oficina Federal de Policía Criminal (BK) por primera vez en junio de 2017, tras unas investigaciones iniciadas. Declaraciones por parte de la BK posteriores a la detención, revelaron que el vendedor de 33 años operaba desde un taller en su propia casa, en Leoben, Austria, y que producía billetes falsos de 10, 20 y 50 euros que luego vendía a través de varios mercados de la Deep Web que no han sido revelados .

Después de aceptar los pedidos, realizaba las copias de los billetes, y enviaba los paquetes con las facturas a sus compradores a través del correo ordinario.

Durante el arresto del vendedor, se registró la vivienda de su propiedad desde la que operaba, lo que dió como resultado la incautación de materiales y equipos utilizados en la producción de estos billetes falsos, dispositivos electrónicos y billetes falsificados por un valor de 83.000 euros.

El vendedor fue puesto bajo custodia policial donde supuestamente admitió sus delitos y confesó. Tras llevar a cabo un análisis de los dispositivos electrónicos incautados al vendedor, los agentes de investigación calcularon que el vendedor había vendido billetes falsificados por un valor de más de 500.000 euros a través de varios mercados de la Deep Web.

Gracias a la confesión del vendedor y al análisis llevado a cabo en sus dispositivos electrónicos, los investigadores obtuvieron acceso a las transacciones y al historial de comunicaciones completo del vendedor, de lo que resultó el descubrimiento de la mayoría de las direcciones residenciales de sus compradores.

Para garantizar que todos los compradores de los billetes falsificados fueran arrestados, las autoridades austriacas entregaron las pruebas adquiridas del proveedor a Europol, quien a su vez coordinó una operación internacional en busca de los compradores.

Aunque la primera fase de la operación se inició en noviembre, la mayoría de las redadas se llevaron a cabo del 3 al 6 de diciembre.

Al concluir la primera fase de la acción, los organismos encargados de hacer cumplir la ley de 13 países europeos buscaron en 300 residencias distintas, arrestado a un total de 235 sospechosos. Después de anunciar los 235 arrestos, el Director Adjunto de Operaciones de Europol, Wil Van Gemert, dijo que la operación indicaba claramente que la Deep Web no ofrece un completo anonimato.

En España se detuvo a 7 sospechosos y se incautaron 14.820 euros en billetes falsificados de 20 y 50 euros.

A la conclusión de las investigaciones, los agentes de la Policía Nacional ejecutaron siete detenciones y órdenes de registro durante el mes de febrero, dando el resultado de tres sospechosos en Ciudad Real, dos en Zaragoza, uno en Madrid y otro en Lérida.

Según informes, todos los arrestos dieron lugar a la incautación de billetes falsos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.