FEDEX Y EL TRÁFICO DE DROGAS EN LA DEEP WEB

Un gran jurado federal acusa formalmente a 15 cargos de FedEx, empresa de envíos internacionales, de conspirar para controlar el tráfico de drogas en la Deep Web.

La acusación dice que los funcionarios policiales federales advirtieron a FedEx en numerosas ocasiones desde el año 2004, de que las farmacias ilegales estaban usando su servicio de entrega de paquetes para enviar las compras de medicamentos y otras sustancias como drogas en la Deep Web, sin receta médica a los clientes.

Tráfico de drogas en la Deep Web
Tráfico de drogas en la Deep Web

Mediante el uso de FedEx y otros servicios de distribución, las farmacias ilegales violaban la Ley de control de sustancias de EE.UU.

Las ciberfarmacias alojadas ​​en Internet comenzaron a vender medicamentos a los consumidores, sin comprobar la prescripción real o no.

La llegada de estas farmacias a internet permitió la distribución barata y fácil de cantidades masivas de medicamentos ilegales a todos los rincones de los Estados Unidos, al mismo tiempo que permitía ocultar la identidad de los vendedores a través del anonimato que entonces ofrecía internet, y ahora da la Deep Web.

[amazon_link asins=’1547142863,2409012973,8499645089,6202236957,1535174064′ template=’ProductCarousel’ store=’ES1′ marketplace=’ES’ link_id=’5181a143-c8d1-11e8-a0b0-03dfb6669019′]

Según la acusación, FedEx sabía que manejaba paquetes de distribuidoras de sustancias no controladas, y aún así seguía haciéndolo, colaborando en el tráfico de drogas.

Mensajeros de FedEx en Kentucky y Virginia expresaron su preocupación acerca de su seguridad, incluyendo quejas de que los camiones de FedEx eran en ocasiones detenidos en el camino por los clientes de las farmacias en línea, ya que la dirección de entrega era un estacionamiento, la escuela, o una casa vacía donde varias personas estaban esperando que el conductor de FedEx llegara con sus drogas.

Decían que los clientes estaban saltando en los camiones de FedEx y exigiendo sus paquetes, siendo amenazados si insistían en la entrega de estos a las direcciones en lugar de dar los paquetes a los clientes que los exigían.

Entre los medicamentos entregados por FedEx había Diazepam, Alprazolam, Clonazepam y, según la acusación, todo tipo de sustancias ilegales.

Los demandados son FedEx Corp., FedEx Express y FedEx Corporate Services.

Si finalmente son declarados culpable de todos los cargos, FedEx podría ser multado hasta con 820 millones de dólares, un auténtico varapalo a la multinacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.